Servicio de Whatsapp de L a V de 10 a 14:30h

Cuida de tu coche RC y disfruta!!

Cuida de tu coche RC y disfruta!!

Es importante dedicar el tiempo preciso a la limpieza y mantenimiento de nuestro coche RC, teniendo siempre presente que este hobby no sólo es rodar y rodar, sino que por cada rato de disfrute en pista necesitarás otro más revisando, limpiando y manteniendo todos los elementos mecánicos y electrónicos de tu bólido, que, a la postre, beneficiará a tu bolsillo.

Es importante una frecuente limpieza del equipo para conservar en buen estado de funcionamiento todos los sistemas del chasis-motor. El polvo y restos de goma que va recogiendo el auto al rodar en el circuito, unido al propio aceite de la mezcla o incluso los residuos de desgaste de nuestras propias piezas (polvo de mazas de embrague, polvo metálico de desgaste de palieres, etc.) se va adheriendo a las piezas en movimiento de nuestros modelos, provocando una falta de suavidad en suspensiones, embrague, juntas homocinéticas, rodamientos, etc.


La mejor forma de limpiar a fondo, que por desgracia es la más lenta y laboriosa, pasa por un desmontaje a conciencia. Lo ideal es, si disponemos en nuestro club o en nuestro taller de un compresor, dar un buen soplido y retirar así buena parte de la suciedad. Insistiendo con la pistola en cárdanes, rodamientos, poleas y amortiguadores. Posteriormente, un desmontaje de bandeja, trenes y conjunto motor embrague y otro soplido a cada uno de ellos. Para, a continuación, ir desmontando los trenes y con ayuda de una brocha o pasta de limpieza acceder a todos los recovecos de la mecánica.


Es interesante en el desmontaje de trenes procurar no variar cotas del set-up o de geometría del bastidor, y, por ejemplo, no llegar a desmontar los trapecios de las manguetas si para ello debemos desmontar rótulas que hagan perder nuestros reglajes.

coche rc mantenimiento


Un truco para conseguir buenos acabados en los plásticos y retrasar la adherencia de suciedad en los mismos es la aplicación de alguno de los múltiples productos en spray con base de silicona que existen en el mercado de la automoción (silicona en spray) y de otros que empiezan a comercializarse exclusivamente para radiocontrol.


Para la limpieza a fondo exclusivamente de plásticos, el agua jabonosa es perfectamente válida, secando con aire a presión o al aire, pero evitando que les dé el sol.


Para la limpieza del motor el metanol o el petróleo son buenos aliados, teniendo el inconveniente del fuerte olor de este último. Una vez hayamos tapado la entrada de aire y combustible del carburador, bujía y escape, podemos pulverizar con un dosificador de jardinería o compresor de aire con botella el exterior del motor. Antes de que se haya evaporado y para eliminar los restos de suciedad del aleteado del cárter y culata, una brocha con cerdas de nylon duro es lo más efectivo.


Uno de los grandes olvidados a la hora de la limpieza es el embrague. Es fundamental una perfecta limpieza del volante de inercia y mazas centrífugas para que el deslizamiento sea suave y preciso. El propio desgaste de las centrífugas va tiñendo de su color a la superficie de deslizamiento del volante de inercia, debemos eliminar estos residuos y limpiar las propias mazas con relativa frecuencia.


Otro de los elementos más engorrosos a la hora de la limpieza es el conjunto codo-escape. Lo ideal es no dejar que se acumule los restos de foam de las ruedas y de polvo, y con el escape todavía caliente limpiar al acabar de rodar con metanol o un chorro del propio combustible. Esto es ciertamente complicado, ya que no es siempre posible, por despiste o por falta de tiempo. 
Para la limpieza en frío de un escape sucio, lo primero es eliminar la gruesa capa de costra de foam que gracias a la temperatura que alcanza este elemento se adhiere fuertemente. Un trozo de lana de acero es lo más útil. Una vez que se haya eliminado todo el residuo y para recuperar el aspecto cromado de la mayor de parte de pipas que utilizamos hoy en día, un poco de limpiaplata o un nuevo pulido con algodón, taladro y pasta de pulir aluminio y volveremos a tener un escape perfecto. 
Existen otras soluciones, como hervir el escape en una solución de agua y algún producto limpia-hornos, que además nos garantiza algo de arrastre de los restos de aceite quemado que se han depositado en el interior y que hace perder rendimiento a la pipa.


Para la limpieza de pequeñas partes metálicas como cardan, palieres, axiales, campanas, bujes, porta coronas o porta poleas cualquier limpiador en spray de automoción o específicos de RC nos será de gran utilidad.


Otros elementos que exigen una buena y frecuente limpieza son las correas y poleas. Para ello debemos agenciarnos un cepillo de cerdas de nylon muy duras, limpiador en spray, lubricante de correas y bastante paciencia. Aplicando el limpiador y antes de que se evapore comenzamos a cepillar las poleas de manera que separemos la suciedad de los dientes. Lo mismo haremos con las correas, dándoles la vuelta y apoyándolas sobre un trapo liso comenzamos a cepillar hasta que vuelva a verse el color original de los surcos de los dientes. Finalmente aplicamos lubricante de correas y poleas y listo.

tambla de mantenimiento coches rc

Espero que con estos consejos consigas que tu coche rc siempre esté a punto y en estado optimo para correr y que de esta manera todas tus salidas al circuito, con amigos o por tu cuenta en plan ocio las disfrutes al máximo. :-)

¿Que te parece este artículo? ¿Tienes alguna duda o comentario? Hazlo aquí...